La causa raíz de la pobreza!

Dos personas llegan a una pequeña isla al mismo tiempo . Cada una de ellas de un lado. Desgraciadamente no hay más que una fuente de agua para beber y está en uno de los lados. Dos opciones son posibles: las dos personas comparten la fuente ya que las dos tienen la misma necesidad de agua. Segunda opción, la persona del lado de la fuente da acceso a la otra persona solamente  a cambio de un servicio (trabajo).

La segunda opción: es la opción que existe hoy en dia entre nosotros, existe desde que algunos grupos de humanos decidieron ser sedentarios y apropiarse de los recursos naturales y de la tierra en detrimento del resto de seres humanos, cuando esto sucede, es el comienzo de la desigualdad en La tierra y esta, es la verdadera causa de la pobreza.

El problema no es el ser sedentario, el problema es que no hemos entendido cómo compartir y cómo respetar los derechos a la tierra y a recursos que todos tenemos en el momento de nuestro nacimiento y hasta nuestra muerte. Ni el capitalismo es un problema, ni el sistema fraccionario bancario.

El problema es la expoliation de la tierra y los recursos naturales sin la puesta en marcha de un instrumento para la reparacion de esta expoliation hacia los otros miembros de la sociedad .

Para volver a la isla y las dos persona, la persona que no tiene derecho al acceso al agua se convierte en esclavo de la otra persona que le ha impedido el acceso libre y legitimo a esta.

El instrumento de reparacion de esta situacion es El Impuesto Unico a la renta de la tierra y sobre los recursos naturales; esto es mucho más que simplemente cambiar nuestro sistema de imposición y de financiación de las necesidades comunes, es sin duda la manera de acabar con la pobreza (y de una buena parte de la violencia.)

Quien sería capaz de impedir que alguien pueda beber e incluso saque provecho de la situación para su beneficio personal y egoista?

Henry George y el Socialismo –El Impuesto Único – nº 81 – Septiembre 1918

 

Imaginemos un conjunto de hombre en el cual se intentara asegurar, por la dirección externa propuesta por las teorías socialistas, esta división del trabajo que surge naturalmente en la sociedad donde los hombres son libres. Para la inteligente dirección que esto necesita tiene que elegirse un hombre o un grupo de hombres selectos, porque aun cuando haya ángeles y arcángeles en el mundo invisible para nosotros, no están a nuestra disposición. Prescindiendo de las dificultades que la práctica universal enseña de depositarios del poder, e ignorando la inevitable tendencia hacia la tiranía o la opresión de los que mandan sobre los actos de otros, considerando simplemente, aunque los más sabios y mejores de los hombres fueran elegidos para tales fines, la tarea que pesaría sobre ellos para ordenar cuándo, cómo, dónde y por quién, que implicaría la dirección inteligente y la supervisión de las relaciones y ajustes casi infinitamente complejos y constantemente cambiantes que entrañaría una división del trabajo tal como la que hoy existe en una sociedad civilizada. Esto evidentemente está tan fuera de la capacidad de una dirección consciente como la correlación de los procesos que mantienen el cuerpo humano en salud y vigor están sobre este. Continúa leyendo Henry George y el Socialismo –El Impuesto Único – nº 81 – Septiembre 1918

Proudhon y la cuestión de la renta de la tierra

Pierre-Joseph Proudhon es conocido por su declaración más provocativa, “La propiedad es un robo”, sostenida en su libro ¿Qué es la propiedad? (1840).
En economía, Proudhon era algo excéntrico; pero en sus conceptos sobre los fundamentos éticos de la propiedad de la tierra, fue brillante. Su premisa moral era la igualdad moral de los seres humanos. Declaró que él no estaba proponiendo cualquier sistema político, sino uno que ponga fin a los privilegios y que establezca la igualdad de derechos para todos, o sea nada más que un sistema político que asegure la justicia. Continúa leyendo Proudhon y la cuestión de la renta de la tierra

Confusiones – El Impuesto Único – nº 75 – Marzo 1918

Para los que merced al genio de Henry George, nos hemos dado cuenta de las leyes naturales que rigen el orden social, no puede extrañarnos la tremenda crisis que agita al mundo entero. Continúa leyendo Confusiones – El Impuesto Único – nº 75 – Marzo 1918

La evolución económica

imageI

Para el hombre superficial que se dedica exclusivamente a sus negocios o placeres y que no procura darse cuenta del significado de su vida ni del ciclo evolutivo que le humanidad recorre, la tremenda crisis que en todos órdenes agita al mundo entero carece de sentido, y de sorpresa en sorpresa llega a un estado de inquietud y de completo desconcierto: él, que con discernimiento infantil se cree ser el centro, el eje del Universo, y lo juzga creado para que él lo disfrute en los breves días de su vida, sin meterse en más honduras, observa con terror cómo las cosas más insólitas van ocurriendo: cómo las naciones desaparecen, cómo se derrumban o tambalean los fundamentos sociales, cómo lo que él tenía por perfectamente estable y definitivo se desmorona al ímpetu arrollador de una fuerza interna –al parecer católica y desconcertante- que ha tocado de locura a la humidad toda. Continúa leyendo La evolución económica

El concepto de la libertad –El Impuesto Único – nº 68 – Agosto 1917

La libertad, como la esclavitud, la pobreza, la depravación, la belleza, etc., es uno de aquellos conceptos que los hombres han idealizado, y le han aplicado un nombre con el objeto de usarlo con mayor facilidad en el lenguaje. No creo sea capaz de una definición. Como los elementos simples de la química, que no son compuestos de otros elementos, el concepto de libertad no es un compuesto de conceptos más simples. Pero como todas las cosas abstractas, debe significar una condición –la condición en la cual un hombre ejerce sus facultades sin que otro intervenga o se lo impida. La libertad, en su significado más amplio comprende todos los poderes o condiciones de un hombre que pueden ser afectados por la actividad o la vida de otros hombres. Vida, libertad, propiedad, consideradas como la posesión de un hombre, y las leyes que tendrían que gobernar y dirigir a los hombres en sus mutuas acciones respecto a la vida, la libertad y propiedad, deben ser determinadas por la ciencia de la política. Continúa leyendo El concepto de la libertad –El Impuesto Único – nº 68 – Agosto 1917